Cómo elegir la puerta de la sala limpia correcta

Las puertas son una parte esencial de las salas limpias, ya que son responsables de sellar el ambiente controlado. Si no funcionan correctamente, la sala limpia está expuesta a un mayor riesgo de contaminación.

Desde Isobox Systems, te queremos proporcionar 10 consideraciones clave a la hora de elegir una puerta para sala limpia basándonos en nuestros más de 25 años de experiencia en la industria de la construcción de salas limpias.

  1. Superficie completamente plana

Es siempre recomendable optar por una puerta que tenga una superficie completamente plana a ambos lados. Si no hay bordes para que el polvo se asiente, se vuelve muy fácil de limpiar y mantener una higiene excepcional. La mejor opción es una puerta que tenga ventanas empotradas y que esté completamente al ras de las paredes de la sala limpia.

  1. Fácil de integrar

Hay que tener en consideración la dependencia del sistema de las puertas de las salas limpias. Muchos fabricantes comercializan puertas que sólo pueden ser integradas en sus propios sistemas. Esto dificulta el cambio de parámetros dentro de la instalación sin que se comprometa la integridad de la puerta de la sala limpia. Las puertas independientes del sistema, sin embargo, pueden ser instaladas en cualquier sala limpia independientemente del fabricante.

  1. Paneles de puerta gruesos

Es más recomendable elegir una puerta que sea resistente a la flexión y a los golpes. EN Isobox Systems recomendamos un grosor de 60 mm que proporciona tanto fuerza como fiabilidad en la mayoría de las circunstancias industriales. El aluminio es un material particularmente duradero.

 

  1. Alto nivel de estanqueidad

¿Qué nivel de hermeticidad apropiada debe tener la puerta? 3,5 m3/hm2 medidos a una presión de 200 Pa es un valor fiable. Algunas puertas pueden estar equipadas con tecnología de doble junta y una junta integrada para el lavabo, mejorando aún más la estanqueidad.

  1. Resistencia a los productos de limpieza

Las salas limpias están expuestas a una limpieza intensa todos los días, con una variedad de químicos fuertes para asegurar altos niveles de higiene. Las puertas de las salas blancas, como cualquier otra superficie de las salas blancas, deben ser resistentes al uso regular de cualquier producto de limpieza y debe evitarse cualquier reacción entre la puerta y los productos químicos.

  1. Acristalamiento de seguridad

En una sala limpia, la seguridad es lo primero. Por lo tanto, cada parte del producto debe ser diseñada para cumplir con los más altos requisitos de seguridad. Las puertas de las salas limpias están equipadas con cristales de seguridad a prueba de rotura, lo que significa que si la ventana se rompe, permanece en su lugar y no hay riesgo de dispersión.

  1. Superficies antiestáticas

Las superficies antiestáticas garantizan que la puerta no atraerá la suciedad y los micro-contaminantes. Para mantener la higiene de una sala limpia tan alta como sea posible, todas las superficies deben ser antiestáticas, incluyendo la puerta de la sala limpia.

  1. Materiales de primera calidad

No es sólo la superficie de la puerta lo que requiere una atención especial. Los detalles más pequeños como cerraduras, tiradores de puertas y bisagras deben ser de la mejor calidad también para asegurar la durabilidad y fácil mantenimiento.

  1. Opciones de cierre

Si hay algún riesgo de corte en el suministro eléctrico, una cerradura mecánica hará el trabajo tan bien como los sistemas electrónicos. En el caso de una jerarquía en los niveles de acceso, considerar un sistema de tarjetas puede funcionar mejor – de esta manera puede dar diferentes autoridades a sus empleados. Las puertas automáticas se abren con sólo pulsar un botón y se cierran automáticamente, lo cual es muy conveniente. Los sistemas de cerradura electrónica garantizan la máxima seguridad con un control de enclavamiento y bloqueo.

 

  1. Condiciones de garantía y servicio postventa

Una vez que se han decidido las especificaciones de la puerta de la sala limpia, es el momento de elegir un proveedor. Ya se trate de una pequeña o gran empresa, hay siempre que valorar los servicios prestados. Es, así mismo, fundamental, asegurarse de que todos los accesorios y partes necesarias pueden ser ordenados y entregados en caso de que haya un problema en el futuro. Esto evitará tener que reemplazar la puerta a un costo significativamente mayor. También es necesario asegurar los tiempos estimados de suministro, desde el pedido hasta la entrega. Cuando surge un problema en una sala limpia, cada minuto es crítico.

En Isobox Systems, tomamos todas estas consideraciones y así se las hacemos llegar a nuestros clientes, para lograr, desde el inicio de cada proyecto, un diseño perfecto y adecuado a cada necesidad.